Prótesis dental fija

¿Que es una prótesis dental fija?

Una prótesis dental fija es un estructura dental, normalmente de cerámica o metal cerámica, que consigue recuperar la estética y funcionalidad en lo boca del paciente. Gracias a su fuerte fijación sobre los dientes de éste confiere un óptimo resultado. Podemos distinguir entre:

  • Corona o funda: la cual se usa para cubrir un único diente.
  • Puente dental: sustituye las piezas dentales perdidas y utiliza como pilares las piezas remanentes.
  • Protesis sobre implantes: va atornillada sobre implantes y se utiliza para reponer un edentición total de una o ambas arcadas.

¿Como se coloca una prótesis fija? y ¿Por qué?

Es un proceso trabajoso en el que se necesita tallar (limar) los dientes del paciente hasta formar lo que se conoce como un muñón. Estos muñones son cubiertos con la prótesis fabricada a medida, haciendo éstas de pilar y sostén de la misma. Normalmente es un proceso indoloro y no conlleva grandes molestias, aunque se recomienda anestesiar la zona por la sensibilidad que pueda crear el tallado. 

Una vez se han tallado todos los dientes deseados (lo cual puede requerir de varias sesiones), se procede a tomar las impresiones para el correcto diseño de la protesis en laboratorio. Durante este tiempo que la prótesis se encuentre en laboratorio, al paciente se le colocaran unas coronas provisionales que cubran sus dientes, no solo por la estética al encontrarse estos tallados, sino por la sensibilidad que puede transmitir el diente al verse "desnudo".

El paciente podrá llevarse los dientes puestos definitivamente una vez que las comprobaciones sean favorables. Por lo tanto, existirán varias pruebas de mordida y ajuste de los dientes antes de darle a la prótesis el retoque final. Con todo correcto se procede a cementar dicha prótesis a sus dientes, de forma que ésta quede completamente fija y sin posibilidad de extracción futura (a no ser que la fracturemos).

Los motivos que llevan a nuestros pacientes a realizar este tratamiento, es la comodidad respecto de las prótesis removibles (dentaduras postizas), su buena estética, su larga vida y por motivos funcionales debido a piezas muy cariadas, desgaste o falta de algún diente.